Tomás Saratscheff

Biólogo y Agrónomo PUC. Muchos me llaman con cariño “loco” por mi histriónica pasión y profunda emoción en la vida, pero como escuché por ahí, solo un loco podría creer que se puede salvar el mundo. Estoy convencido que sí se puede, y no descansaré hasta ver un país desarrollado de manera sostenible, en donde se cuide y valore, para las futuras generaciones, el Legado de Chile.