TRABAJAMOS EN BASE A PROGRAMAS DE CONSERVACIÓN

 

 

Estándares Abiertos para la Práctica de la Conservación de la naturaleza

Los Estándares Abiertos para la Práctica de la Conservación corresponden a una  metodología desarrollada por la Alianza para las Medidas de Conservación (CMP) dentro de la cual varias organizaciones han participado del proceso de su elaboración, incluyendo World Wildlife Found (WWF), The Nature Conservancy (TNC), Wildlife Conservation Society (WCS) y Foundation of Success (FOS). Estos corresponden a un proceso de manejo adaptativo que provee un marco conceptual de trabajo para el diseño, implementación, monitoreo y evaluación de proyectos.

Los Estándares Abiertos, por lo tanto, establecen un marco y una guía para las acciones de conservación, y describen cómo manejar y llevar a cabo el monitoreo de proyectos de conservación, independientemente de las estrategias a implementar. Los estándares abiertos buscan orientar las decisiones programáticas del manejo de proyectos, y no están diseñados para abordar íntegramente los procesos administrativos y funciones relacionadas (presupuestos, contratos y recursos humanos). El ciclo de los proyectos a desarrollar se divide en cinco etapas, las cuales son revisadas y perfeccionadas de manera iterativa año tras año. 

 

Etapa de Conceptualización

Esta primera etapa se centra en el levantamiento de información y la definición de objetivos, de manera participativa entre los actores claves. Entre los productos específicos a obtener durante este etapa, se reconocen en la figura: La definición del equipo y sus grupos de interés, la definición del alcance del proyecto, una visión común que represente el estado futuro deseado de la cuenca, y los objetos de conservación a priorizar, la identificación de amenazas para la conservación de la cuenca, y el análisis situacional, con información tanto biótica, como abiótica, levantada de manera preliminar.

 

Etapa de Planificación

Para la elaboración del plan de conservación en torno a los humedales de Llanquihue se generan, con la participación de representantes de la comunidad, municipio, ONGs y otros actores relevantes, a lo largo de talleres participativos, un plan de trabajo que incluye estrategias de acción, supuestos de trabajo, metas y objetivos específicos, indicadores de éxito, un plan de monitoreo de la cuenca, un plan de monitoreo de los avances del proyecto, y finalmente un plan operativo anual.

 

Etapa de Ejecución

En la etapa de ejecución, se llevan a cabo las estrategias diseñadas en la etapa previa. Estas se sistematizan en el software Miradi, y se dejan posteriormente a disposición de los los grupos de interés del proyecto en el Informe de Gestión Anual, a publicarse cada inicio de período. Dichas estrategias se enfocan en solucionar la raíz de los problemas presentes en los humedales de Llanquihue, mediante soluciones sostenibles en el tiempo, para asegurar así el mejoramiento del estado actual de los humedales en términos de conservación. Éstas contienen a su vez objetivos y metas específicas, con indicadores de éxito y puntos clave de trabajo, que mantengan la correcta gestión de las mismas.

 

Etapa de Publicación (1 Mes)

Parte importante de los proyectos de conservación es publicar los resultados obtenidos ante los demás actores del mundo de la conservación. Específicamente, los resultados obtenidos mediante la presente Metodología, debieran ser publicados de manera sistemática en la plataforma Web online “Miradi-share” para ser revisados por expertos alrededor de todo el mundo.

 

Etapa de Evaluación (1 Mes)

Esta etapa es fundamental para alcanzar la excelencia de la gestión de proyectos. Durante el transcurso del proyecto, se genera documentación sobre aprendizajes y observaciones recabados durante el año, los cuales son analizados e incluidos en plan estratégico al finalizar cada periodo