Barrio vulnerable de Llanquihue es beneficiado con proyecto de “optimización de calefacción”

La Fundación Legado Chile lidera este proyecto que, en conjunto con otras entidades, se adjudicaron el concurso de Innovación Social 2020 que entrega Fosis. El proyecto ganador busca implementar un sistema de compra asociativa de leña sostenible e intervenciones de aislación térmica para disminuir la contaminación ambiental y reducir los costos asociados al uso de calefacción de los vecinos vulnerables del barrio Erardo Werner. Se implementará el segundo semestre de este año y son 34 viviendas las beneficiadas.

Luego de varios días de votación a través de Instagram, presentaciones en comités revisores y tras una estrecha competencia con otros 29 proyectos, Fundación Legado Chile es unos de los 10 ganadores del Concurso de Innovación Social 2020 que entrega el Fondo de Solidaridad e Inversión Social, Fosis. Y fue con una propuesta que ayuda a resolver una problemática que es común en numerosas familias de la región, especialmente en las más vulnerables: el uso eficiente de la calefacción. Por eso el “Modelo de Optimización de Calefacción Domiciliaria en Viviendas Vulnerables en la Zona Sur de Chile” busca, en resumen, implementar un sistema de compra asociativa de leña sostenible el que sumado a intervenciones de aislación térmica optimizadas, ayuden directamente a los vecinos vulnerables del barrio Erardo Werner de la ciudad de Llanquihue. Son más de 34 familias las beneficiadas con este programa el que se implementará entre julio y diciembre de este año, y para lo cual Fosis entrega 50 millones de pesos.

“Este  financiamiento es muy importante porque nos permite seguir colaborando activamente con el Plan de Acción Medioambiental de la ciudad, una de nuestras líneas de trabajo centrales en la región de Los Lagos desde 2017. Además implementarlo en este momento es clave pues pronto entrará en el invierno, y como sabemos, la contaminación del aire en las ciudades del sur de Chile se vuelve crítica por el uso de la leña como principal medio de calefacción. A esto se suma el aumento de enfermedades respiratorias relacionadas con la contaminación atmosférica, lo que es aún más grave en medio de la emergencia sanitaria global del COVID-19”, asegura Tomás Gárate, Jefe de Programas de Fundación Legado Chile.

La mencionada organización se adjudicó este fondo en conjunto con el Colegio de Arquitectos de Chile y su proyecto Casa Sana Vida Sana, y la Municipalidad de Puerto Montt. De hecho uno de los objetivos de la estrategia es adaptar el programa de compra asociativa de leña seca en Llanquihue generado con anterioridad por esta última institución pública. Por esta razón el programa busca también implementar un proceso participativo con dirigentes vecinales. Al respecto Graciela Diaz, Coordinadora del Proyecto y parte de Fundación Legado Chile, señala que “este proyecto es muy importante porque fomenta la compra asociativa, es decir, acentúa la colaboración entre vecinos y las relaciones de confiaza, gracias a la compra comunitaria de leña seca (que contamina menos) a productores responsables los que a su vez obtienen mayor demanda. Además con este programa algunas viviendas de este barrio recibirán mejoras en la aislación térmica a través del programa Casa Sana Vida Sana del Colegio de Arquitectos de Chile, la que en términos generales incluye un diagnóstico con tecnología de punta de humedad, temperatura y filtraciones de aire (entre otras variables relacionadas con el comportamiento de cada familia). Esto permitirá hacer intervenciones estructurales específicas y eficientes en las viviendas, y así mejorar su temperatura.

Tomás Gárate por su parte señala que es importante entender que la implementación de este programa “no sólo mejorará el confort térmico de las viviendas, si no además, reducirá considerablemente los gastos en calefacción de vecinos y vecinas, un punto particularmente sensible en estos momentos en que la economía del país sufre importantes reajustes”. Agrega que este prototipo es ampliamente replicable en otras ciudades del sur de Chile, por lo que su adecuada implementación y trazablidad son claves para entregar soluciones concretas a la poblemática de la calefacción en los sectores más vulnerables, a la contaminación del aire y al manejo sostenible de recursos forestales.