FOSIS termina con muy buenos resultados luego de las mejoras constructivas en 4 viviendas del barrio Erardo Werner de la ciudad de Llanquihue.

 

 

Luego de varios meses de trabajo se hizo el cierre final del proyecto FOSIS de eficiencia energética con la evaluación de las mejoras constructivas en viviendas vulnerables de Llanquihue y aprendizajes de la compra asociativa de leña. 

 

El proyecto trabajó con 4 juntas de vecinos del barrio Erardo Werner de la ciudad de Llanquihue, mejorando 4 viviendas, una de cada junta de vecinos. Gracias a esta intervención constructiva se redujeron los gastos de calefacción entre un 17 y un 33% en 3 de las viviendas. En el cuarto hogar se implementó un nuevo tipo de calefacción más económico y eficiente con el medio ambiente, de carácter eléctrico. Este redujo en un 62% el gasto de calefacción. Todas las viviendas aumentaron el confort térmico entre 2,9 y 5,6ºC al interior de los hogares. Finalmente se arreglaron todos los sistemas de electricidad, reduciendo un 100% el riesgo de incendios por fallas eléctricas.

 

En cuanto a la entrega de leña, se concretó la llegada a 27 hogares de las 4 juntas de vecinos. 

 

El proyecto generó múltiples desafíos que se deberán tomar en cuenta en el futuro en esta línea de trabajo para abordar de mejor manera la pobreza energética de la región.

 

Si bien la leña húmeda se consume por un tema de cultura de consumidores, el principal problema ocurre debido a la poca disponibilidad de leña seca y certificada en el mercado. Por tanto se presenta un desafío clave: incorporar en la estrategia de sensibilización no solo a consumidores sino también a los productores, es decir que sería sumamente relevante trabajar desde el concepto de prosumidores para crear ventas asociativas de leña seca.

 

La educación en estos temas aborda a todos los beneficiarios y productores a nivel regional, por tanto es necesario ampliar estos programas no solo a barrios vulnerables, de tal manera que se puedan implementar “compras mixtas”, donde grupos con diferentes poderes adquisitivos puedan apoyarse y así el producto de leña seca sea de fácil acceso para todos

 

Finalmente, podemos ver que la leña ya no es la fuente energética más económica. Gracias a las nuevas tecnologías han aparecido nuevas alternativas más eficientes y amigables con el medio ambiente que permiten apostar por un cambio o crear un sistema mixto de calefacción para la región. 

 

Sin importar el sistema que se utilice, los proyectos de eficiencia energética han demostrado la necesidad de trabajar en conjunto con la comunidad, empoderándolos en la toma de decisiones, creando equipos de trabajo y representantes desde las mismas juntas de vecinos. Además la conexión institucional es clave para abordar el tema de eficiencia energética desde distintos frentes. 

En FOSIS trabajamos codo a codo junto a Casa Sana, Vida Sana, con la Seremía de Vivienda y Urbanismo, Medio Ambiente y Energía, además de CONAF.